¿Has sentido que los amigos que hacemos cuando vivimos por fuera de nuestro país son como familia?

A los 17 años salí a vivir fuera de mi país. Creo que me tiré al abismo con todas, era la primera vez que salía del país, salí sola, no hablaba bien el idioma de mi país de residencia, iba a vivir con personas extrañas y a los pocos días de llegar empezaba clases dentro de un sistema totalmente desconocido para mí. ¡Qué aventura y qué estrés!

Cada día, cada actividad que tenía que llevar a cabo era un aprendizaje, algunas veces aprendizajes llenos de gratas sorpresa y otras veces eran aprendizajes llenos de frustraciones y esfuerzo.

Como se pueden imaginar este fue un tiempo que fluctuaba dentro lo divertido de esta experiencia y sentirme totalmente perdida en lo que tenía que hacer y cómo hacerlo. No sabía que era normal para esta sociedad y cuál era la mejor forma de lidiar con la cultura.

Durante este periodo una de las cosas que aprendí, fue la importancia de los amigos que hice en mi nuevo país de residencia. Muchas de estas personas eran internacionales como yo que estaban pasando por la misma experiencia que yo estaba pasando y comprendían perfectamente mis dificultades. «Cuando te mueves dentro de una cultura que no conoces los amigos se convierten en el oasis al que puedes acudir y sentirte a gusto y seguro». Rápidamente ellos se convirtieron en una red de apoyo importante y más aún, descubrí que debido a las circunstancias que te unen, estos amigos pasan a convertirse en “tu familia” estando lejos de casa.

Son muchas las historias que les puedo contar acerca del apoyo, las risas, el cariño y las soluciones encontradas conjuntamente con amigos. Esas historias mejor las dejo para cuando nos estemos tomando un café, pero si te puedo contar ahora mismo la conclusión de todas ellas. El tener amigos y saber que estoy rodeada de tantas personas maravillosas me fortalece, y cada vez que he tenido que pasar por alguna situación difícil nunca me he sentido sola, inclusive estando tan lejos de casa”. En el momento que tengo un problema por resolver tengo la absoluta certeza que si yo no puedo resolverlo, conozco a alguien que seguramente tiene una solución o me puede poner en camino a la solución.

Por eso considero a los amigos el tesoro más grande que puedes tener viviendo en el exterior.

Beneficios de los amigos

Los beneficios de los amigos, creo que los conocemos todos, pero para aquellos que acaban de llegar a un nuevo país se los recuerdo, ya que ellos son una parte fundamental de tu proceso de adaptación.

Compartir con los amigos es una fuente inmediata de alegría y energía.

Los amigos comparten afinidades contigo y te pueden comprender.

Dentro del círculo de amigos se crea un ambiente seguro para dar y recibir.

Las amistades creadas en el estrés de un lugar desconocido pueden ser muy fuertes y cercanas.

Los amigos crean un sentimiento de conexión y de pertenencia en pocas palabras los amigos te hacen sentir en casa.

Los amigos son ilimitados (y no estoy hablando de los amigos en Facebook), puedes tener tantos amigos como quieras y con los intereses diversos. ¡Imagínate la riqueza!

Haciendo amigos holandeses

Hacer amigos fuera del país de origen trae consigo una dificultad, tienes que preguntarte cuáles son los criterios en esta cultura para considerar a esta persona un amigo. ¿Cómo actúa un amigo en este país? Puede que encuentres diferencias a cómo estabas acostumbrado a hacer amigos.

Lo primero a tener en cuenta que es tu acabas de llegar y tienes la necesidad de hacer amigos, tal vez la persona nativa no tiene esta misma necesidad.

La mayoría de holandeses hablan inglés así que te será fácil aproximarse a ellos hablando este idioma.

Cuando los holandeses están en grupo tienden a hablar en holandés, así que para estos momentos es importante que tengas un holandés básico si quieres participar de la conversación.

Ellos construyen amistades lentamente, así que les tomará tiempo para invitarte a su casa a cenar, por ejemplo.

Los holandeses son personas privadas. Respeta sus espacios.

Igualmente los holandeses son muy curiosos, así que en la hora del almuerzo pueden que te pregunten de todo sobre tu vida.

Recuerda que los holandeses se comunican de forma directa, claramente te van a decir lo que quieren. Así que no es necesario que les ofrezcas un café 3 veces cuando claramente te dijeron no en la primera vez que preguntaste.

En Holanda las reuniones sociales, salir a tomar un café, se agendan con anticipación. Son pocas las personas que deciden ser espontáneos a este respecto.

A los holandeses les toma tiempo abrirse a ser amigos, sin embargo ellos pueden llegar a ser muy buenos amigos y apoyarte inmensamente.

Recomendaciones prácticas para hacer amigos en tu país de residencia

Si acabas de llegar a un nuevo lugar de residencia y te ves con la necesidad de hacer amigos, te puedo recomendar:

Decide qué tipo de amigos quieres tener internacionales, nativos o aquellos que comparten un pasatiempo contigo. Si sabes esto puedes aproximarte a grupo específicos. Yo te recomendaría hacer tanto amigos internacionales como nativos.

Puedes encontrar fácilmente grupos de personas de tu nacionalidad o diferentes grupos en general en Facebook.

Hay grupos de internacionales muy bien organizados que hacen eventos frecuentemente como Internations.org o Expatica.com.

Hay personas que se reúnen a compartir un pasatiempo determinado o por ejemplo, en mi ciudad se reúnen internacionales a practicar holandés.  Estas personas se conocen y organizan a través de www.meetup.org

Igualmente puedes inscribirte a un gimnasio, a algún club social, a una escuela de baile, etc. Las asociaciones son muy comunes en Holanda y puede ser asociaciones de deportivas, educativas y sociales. Yo recomiendo los profesionales colombianos: APC – “Asociación de Profesionales Colombianos en Países Bajos”,  PCH y WASCA. Cada país tiene sus asociaciones como los Talentos Mexicanos o la Asociación Española de Profesionales en Holanda, etc. (En este link del Nuffic vas a encontrar información sobre las asociaciones para latinoamericanos en Holanda).

Ofrece en alguna universidad, hacer un apoyo o intercambio gratuito para aprender idiomas. Puedes ofrecer ayudar a alguien con su español y a cambio le pides a esa persona que te ayude con tu holandés o inglés.

Checa los eventos en las guías locales de tu ciudad.

Pídele a tus amigos que te presenten más amigos o que te inviten a eventos o fiestas.

Haz el esfuerzo de ir a lugares donde sepas que puedes conocer personas.

Atrévete a hablarle a personas que no conoces.

Puede que hacer amigos en un nuevo país requiera de un esfuerzo. Puede que al principio toda la gente nueva que conozcas, no se conviertan tus mejores amigos. Sin embargo, cada persona que conozcas en este proceso te va aportar algo en tu vida, hasta te va a ayudar a conocerte mejor y a cuestionarte las relaciones que deseas tener. Y al final, vas a tener a grandes amigos que estés donde estés te van a apoyar y con los que vas a vivir gratas experiencias.

¡Gracias infinitas a todos los amigos!

Ahora cuéntame tú acerca de ¿cómo haces amigos y qué dificultades has encontrado al hacer amigos en tu país de residencia? ¿Cuál es la cualidad que más aprecias en tus amigos?

Cuéntame tus inquietudes y dificultades donde necesitas ayuda vía online en una sesión informativa gratis. Contáctame ahora.

Haz click aquí­

Haz el Switch!

Hasta una próxima ocasión,

Margarita Lourido, Ph.D.

Alcanza las metas que quieres y que te mereces!

Libera tu grandeza

Quiero recibir este blog en mi correo­