Yo soy una fiel creyente de que todos hacemos lo mejor que conocemos y podemos dentro de nuestro día a día. Y aún así hay días en que hacemos las cosas mal… nos equivocamos!

Esto es normal, todos cometemos errores o tomamos decisiones que no son las correctas.

Lo sabemos: errar es de humanos. Sin embargo, frecuentemente nos da miedo cometer un error o nos auto-criticamos duramente cuando lo cometemos.

En la vida de un expatriado los errores son el pan de cada día, nos enfrentamos a muchas situaciones nuevas frente a las cuales no sabemos como reaccionar o qué hacer. Por esta razón, hoy te quiero hablar del cometer errores.

Pero, ¿de dónde viene el temor a cometer errores?

  • De la crianza, la corrección de errores es parte de la crianza y la mayoría de veces viene acompañada por la recompensa cuando haces las cosas bien y por el castigo cuando te equivocas. Luego cuando eres adulto y tus padres no están presentes para castigarte, algunas personas perpetúan este comportamiento con el autocastigo, recriminándose los errores cometidos y experimentando culpa.

  • En una sociedad actual altamente competitiva, se exaltan los resultados de éxito y se tiene menos en cuenta el proceso para llegar a esos resultados. En muchas ocasiones no se hablan de los errores cometidos para llegar a ese éxito o se ve el fracaso con vergüenza y las personas prefieren ocultar estos errores.

Ahora dime tú, ¿qué experimentas cuando cometes un error?

  • Antes de entrar en acción o empezar con una nueva iniciativa ¿Piensas demasiado por miedo a cometer errores?

  • ¿Te autocriticas cada vez que te equivocas?

  • ¿No puedes dejar de pensar en todas las cosas que hubieras podido hacer para evitar cometer ese error?

  • ¿Piensas en cómo te van a juzgar los otros porque te equivocaste?

  • Igualmente, si eres el tipo de persona que en tu discurso diario, cuando algo sale mal inmediatamente buscas a él/la culpable, puedes estar experimentando los errores con una gran carga negativa y esto te puede traer emociones desagradables.

¿Qué pasa cuando experimentas el cometer errores de esta manera?

  • Te sientes muy ansioso e inseguro antes de empezar un nuevo proyecto.

  • El nerviosismo ante los errores te puede llevar a cometer más errores.

  • El miedo a los errores te puede paralizar o frenar tu avance.

  • Puedes perder el “momentum” necesario para iniciar y continuar un proyecto ya que tardas en llevar a cabo las tareas ya que las estás revisando de más antes de entregarlas.

  • Desconfías de otros.

¿Y dónde está la belleza de cometer errores?

Los errores son un resultado no deseado y pueden traer un choque inicial, pero tú decides que hacer a partir de este error. Tú decides cómo quieres ver los errores y que tanto quieres aprender de ellos.

Sabías que en 1968 el Dr. Spencer Silver científico que trabajaba para la 3M, tratando de crear un adhesivo súper fuerte creó por equivocación un pegante reusable de baja adherencia. El Dr. Silver no sabía qué hacer con él y por los siguientes años estuvo dando a conocer su adhesivo como “una solución sin un problema”, hasta que finalmente Arthur Fry encontró una idea para darle uso a este producto. Para Fry, este pegante era ideal para utilizarlo en los separadores de libros.

Así que  en el laboratorio de 3M se creó un producto que consistía de hojas amarillas ligeramente adhesivas. En 1977 los resultados iniciales de este producto llamado “Press ‘n Peel” no fueron favorables. Un año después se le entregó de forma gratuita a un grupo de consumidores quienes le dieron el visto bueno. Y posteriormente en 1979 se hizo una introducción de implementación de este producto con el nombre de “Post-it” y en 1980 se lanzó al mercado en Estados Unidos y posteriormente en Canadá y Europa.

Así que la creación del Post-it nace de un error, y yo diría de un error muy bien administrado! Donde hubo la suficiente apertura para ver la potencialidad de este producto y la constancia para buscar una posible utilidad del mismo. Como puedes ver en este relato pasaron más de 10 años hasta que se produjo un lanzamiento exitoso del producto.

 

 

Cuéntame ¿qué buena sorpresa descubriste tras cometer un error?

Espero que este artículo te haya sido útil o le sea útil a tus amigos o familia. Compártelo con ellos.

Si estás listo para hacer amigos de tus errores y seguir adelante con tus metas, contáctame ahora.

Cuéntame tus inquietudes vía online en una sesión informativa gratis.

Haz click aquí­

Haz el Switch!

Hasta una próxima ocasión,

Margarita Lourido, Ph.D.

Alcanza las metas que quieres y que te mereces!

“Libera tu grandeza”

Quiero suscribirme a este blog­