Sin lugar a dudas, la vida que tenemos hoy, la hemos construido a partir de nuestra decisiones.

Todo el día estamos tomando decisiones. Algunos expertos hablan de que tomamos cientos o miles de decisiones diariamente, este número cambia dependiendo del criterio utilizado en la medición. Este un proceso que en muchos casos lo hacemos de forma automática así que no nos damos cuenta de ello.

Podemos empezar el día decidiendo qué vamos a desayunar, qué ropa nos vamos a poner de acuerdo al clima de hoy, o decidiendo qué tarea de nuestro trabajo requiere atención inmediata. Hasta sin pensarlo decidimos que ruta vamos a tomar para ir al trabajo. Así que tomar decisiones es algo que estamos acostumbrados a hacer, y hace parte de nuestra vida cotidiana.

En el caso de los internacionales, nos vemos frecuentemente tomando decisiones de gran impacto para nuestra familia, nuestra carrera y nuestras metas, decisiones que afectan el curso de nuestras vidas por los siguientes años,  como: en qué país u organización trabajar, comprar o alquilar una casa en el país de residencia, en qué colegio inscribir a los hijos, etc. Y en ocasiones para tomar estas decisiones no tenemos la información extensa que un nativo puede tener sobre estos temas. Además, el tener el privilegio de  ser un expat, lo que otorga un horizonte más amplio, te da más alternativas para escoger y agrega más variables a considerar en este proceso de elección, puede complicar la toma de tu decisión.

¿Tomando una decisión difícil? Malestares que puedes presentar

En el momento estar frente a la situación de tomar una decisión de alto impacto y no estar seguros de saber cómo tomar esta decisión o si se conocen los aspectos esenciales a tomar en cuenta para tomar esta decisión se pueden presentar malestares como:

  • Sentir estrés

  • Sentir ansiedad

  • Estar inseguro

  • Sentirse irritable

  • Presentar rumiación de pensamientos (donde piensas y piensas lo mismo sin poder parar).

  • Confrontaciones con las personas que nos rodean.

  • Alteración del sueño.

  • Malestar corporal.

El tomar una decisión puede llegar a consumir mucho tiempo y energía, por esa razón se han desarrollado técnicas para tomar decisiones en diferentes ambientes. Cómo desconozco cuál es tu situación en particular de toma de decisiones, voy a hablar de forma general de los aspectos que te pueden ayudar a tomar una decisión.

Aspectos a tener en cuenta en la toma de decisiones

En el momento de tomar decisiones yo te recomendaría tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Tener en cuenta las metas que quieres alcanzar: Parece muy sencillo pero en la realidad frecuentemente muchas personas no tienen en cuenta sus metas en el momento de tomar una decisión y entrar en acción. Así que en vez de acercarse a sus metas se alejan de ellas.
  • Conocer tus valores y evaluar si tus valores se están viendo reflejados en tu decisión: Los valores son esenciales en el proceso de elección y toma de decisión. Actuar alineado con tus valores, te va a hacer sentir que tomaste la decisión correcta independientemente del resultado final de la misma.
  • Dar el tiempo y espacio necesario para reflexionar sobre esta decisión: Daniel Kahneman premio Nobel de Economía y autor de “Pensar rápido, pensar despacio”, explica cómo se cometen errores al tomar decisiones cuando no dedicas el tiempo que necesitas para tomarla. Y cómo personas toman demasiado tiempo en decisiones que se deben tomar rápidamente y muy poco tiempo en decisiones que tienen que ser reflexionadas a consciencia. Así que dedica el tiempo y el espacio que requieras para tomar esta decisión.
  • Tomar una decisión responsable: Explora e informate adecuadamente sobre los aspectos importante en la toma de la decisión. Puedes también recurrir a personas expertas en el tema. Igualmente, evalúa qué impacto tiene esta decisión en las personas que te rodean. Qué consecuencias positivas y negativas traen para estas personas.
  • Limita las opciones a elegir: Este punto puede ser conocido para las personas que conocen la teoría de la «paradoja de la elección» de Barry Schwartz. Él explica como quedamos más satisfechos cuando tenemos que escoger entre menos posibilidades. Sí tienes que escoger entre más de 3 opciones va a hacer una tarea muy difícil. Limita tus opciones pre-selecciona tu “TOP 3” y escoge de este grupo reducido.
  • Sobre todo toma decisiones centradas en ti mismo….

Importancia de tomar decisiones centradas en uno mismo

Dentro de mi experiencia profesional puedo ver como el haber tomado decisiones que no están alineadas con nuestro centro “con lo que  somos y queremos” y especialmente con nuestros valores es una de las mayores causas de arrepentimiento. Y esto pasa más de lo que imaginamos, porque desde pequeños estamos acostumbrados a tomar decisiones guiados por nuestros padres, familia, maestros u otras figuras de autoridad. De hecho en la infancia que nos dieran su aprobación era el criterio para saber que habíamos tomado la decisión correcta.

Tomar decisión implica siempre escoger la mejor opción, pero cuál es el criterio que estamos utilizando para saber cuál es la mejor opción, para quién es la mejor opción?

He visto como muchas personas basan sus criterios de decisión en lo que otros quieren y no en lo que ellos mismos querían. Siguen buscando la aprobación dejando sus propias necesidades de lado.

Eso no significa que las personas que estén a tu alrededor no te están aconsejando desde sus mejores intenciones, pero no necesariamente eso significa que esto sea lo mejor para tí.

Puede que aunque nos estén aconsejando desde todo su amor, seguir este consejo nos pueda traer un resultado que no queremos. Uno de los sentimientos que producen más malestar es saber que en algún momento uno se traicionó a uno mismo.

Claro que podemos evaluar cada consejo y cada información que recibamos, y al final del día tenemos que volver a nosotros. Hacer un proceso de reflexión y tomar una decisión conscientemente y sabiendo que esta está alineada con nosotros mismos. Esto te va a traer una gran paz interior y la seguridad de que pase lo que pase tomaste la mejor decisión que tenías a tu disposición en ese momento.

A continuación te dejo una fábula de Esopo que retoma el tema de la toma de decisiones basadas en las opiniones de los demás.

«Moraleja: Como cada uno piensa a su modo, por bien que quieras hacer las cosas, nunca complacerás a todos.»

Ahora dime tú…

¿Qué criterios utilizas para tomar decisiones?

¿Cómo sabes que tus decisiones están centradas en ti?

¿Tus decisiones están alineadas con tus valores? ¿Conoces tus valores?

Te deseo lo mejor en la toma de tus decisiones!

Espero que este artículo te haya sido útil o le sea útil a tus amigos o familia. Compártelo con ellos.

Si estás listo para tomar decisiones centradas en ti y con un alto impacto en tu vida, contáctame ahora.

Cuéntame tus inquietudes vía online en una sesión informativa gratis.

Haz click aquí­

Haz el Switch!

Hasta una próxima ocasión,

Margarita Lourido, Ph.D.

Alcanza las metas que quieres y que te mereces!

“Libera tu grandeza”

Quiero suscribirme a este blog­